X-Steel - Wait

sábado, 17 de agosto de 2013

EDUCACIÓN MORAL INVERTIDA

EDUCACIÓN MORAL INVERTIDA COMO PRIMERA LINEA DE ATAQUE


Esta es la que yo llamo la “conspiración sobre los valores”. Es un hecho que tenemos como sociedad cierto problema sobre nuestros valores, y es que son tan variados y diferentes que la verdad es que no tenemos un sistema de valores, sino muchos.

Ahora, el punto es (y si no lo fuera no sería una conspiración), que nuestros valores han sido cuidadosamente invertidos sobre lo que cualquiera esperaría como normal. Sabiendo esto, veamos algunas actitudes que son consideradas socialmente buenas, porque lo más probable es que no sean tales.


Para empezar, como sociedad consideramos en primer lugar el éxito, ¿de qué tipo? Bueno, de cualquier tipo. La verdad es que hemos construido nuestra sociedad en torno al éxito como meta en la vida. El problema es qué consideramos como éxito y qué como fracaso, y todo parte de la base misma, que es el colegio.


Imaginemos una conversación entre el sistema, ese ente sin rostro que nos controla desde algún lado, y aquellos que deben implementar este sistema invertido de valores, la sociedad:



Sistema: Mira, necesitamos que las personas trabajen para nosotros, para la elite que acumula las riquezas en el mundo y que detenta el poder absoluto.

Sociedad: Está bien. Pero las personas no son estúpidas, no puedo hacer que trabajen para ustedes. Ellos saben que ustedes son ricos y ellos no.

Sist: Pero claro que si puedes. Basta con decirles que ellos también pueden tener todas las riquezas del mundo, así trabajarán creyendo que en algún momento serán como nosotros. Es cosa que les implantes la falsa idea del esfuerzo.


Soc: ¿Cómo? ¿Les digo que se esfuercen por ser como ustedes y ya? En serio, no creo poder engañarlos, no son tan tontos como crees.

Sist: Sólo tienes que hacerles creer, sistemática y prolijamente desde pequeños, que todo lo que tienen lo tienen porque se lo han ganado gracias a su esfuerzo personal. Pero jamás debes decirles que nosotros hemos sido los poderosos desde siempre.


Soc: Los subestimas, ¿no crees que en algún momento se darán cuenta de que ellos siempre son los pobres y ustedes siempre son los ricos? Dudo que tu idea funcione, ¿cómo pretendes que la implante?

Sist: Muy fácil. La primera y más poderosa línea de ataque será la educación. Debes buscar la manera eso sí, de poder educarlos la mayor cantidad de tiempo posible, desde la infancia más tierna hasta muy entrada la adolescencia, o hasta la adultez.  


Soc: ¿Así que los educo para que trabajen para ti y nada más? Pero te equivocas de nuevo  porque si los educo se van a volver inteligentes, y si son inteligentes, descubrirán tu mentira y se irán en contra tuya.

Sist: No, porque jamás debes enseñarles a pensar. Debes limitarte a enseñarles cosas para que ellos crean que están pensando, pero la trampa estará en que jamás debes permitir que se les enseñe a pensar. Recuerda, y esto es lo más importante: jamás debes enseñarles a pensar, tan sólo limítate a darles información y que ellos crean que están pensando. Y por supuesto, prémialos cuando lo hagan.


Soc: Creo que te voy entendiendo. Qué te parece la siguiente idea. Desde que cumplan la más temprana edad y hasta la adultez los pondré en instituciones de enseñanza: jardines infantiles, escuelas, institutos y universidades. Desde pequeño sólo les llenaré la cabeza de información inconexa y sin sentido, inútil en su mayoría, como historia, matemáticas, lenguaje y otras cosas por el estilo. Pero no te preocupes, jamás podrán ligar estos conocimientos, y jamás les encontrarán la utilidad tampoco. De hecho, te aseguro que pasado unos años ni siquiera recordarán qué se les enseñó.


Sist: Continúa, me está gustando.


Soc: Para que aprendan estas cosas de manera voluntaria crearé un sistema educativo donde se premie a los niños, jóvenes y adultos por la adquisición de conocimientos a través de un sistema de calificaciones. Les daré estrellas, notas en número o en letras y les diré que pueden obtener tantas como quieran mientras aprendan lo que yo quiero que aprendan. Los castigaré por aprender a pensar, y lo sabré porque intentarán salirse de mis normas, y les diré que si lo siguen haciendo sólo conseguirán menos notas, estrellas o diplomas y la desaprobación de los demás. Después de todas estas personas son muy frágiles emocionalmente, y les dolerá mucho si los aparto de la sociedad.


Sist: Excelente, me has comprendido. Así que crearás la ilusión de que pueden llegar a ser como nosotros si siguen tus normas, y si dudan de que puedan lograrlo, le daremos éxito a unos pocos para que sirvan de ejemplo para los demás. Estas personas son tan tontas que creerán que lo han hecho a través de sus esfuerzos, y jamás se imaginarán que han llegado tan alto como nosotros se lo hayamos permitido. Pero y si al llegar a la adultez de todos modos aprender a pensar por si mismos, ¿qué harás para detenerlos?


Soc: Fácil, te dije que el sistema educativo era sólo la primera línea de defensa. La segunda línea de defensa será el sistema legal y penal. Si alguno de ellos aprende a pensar por sí solo, crearé un sistema de leyes que pueda apartarlos de la sociedad y los colocaré en cárceles. En estas cárceles pondré a todos aquellos que sean víctimas directas de mi sistema, los pobres, y aquellos que hayan aprendido a pensar por sí mismos. No te preocupes, arreglaré las leyes de tal manera que jamás uno de los tuyos tendrá que conocer una por dentro.


Sist: Pero es que los míos necesitarán robarles constantemente a las personas, a pueblos enteros ¿cómo me aseguraré de que no entrarán en tus cárceles?


Soc: No te preocupes, la tercera línea ofensiva y defensiva a la vez será el sistema económico. Recuerda que manejo el sistema educativo y el legal. A través del sistema económico me aseguraré de que sea legal que los tuyos puedan saquear los recursos naturales de un país entero, pero si uno de los otros roba aunque sea una manzana, podré legalmente meterlo a la cárcel. Yo me encargo de eso. Todo el mundo luchará durante toda su vida por hacer más grandes tus bolsillos, comprando los productos que generas a través de sus propios recursos naturales. Si dudan, uno de ellos será convertido en millonario, y todos creerán que todos pueden lograrlo, pero no será más que un ejemplo para tenerlos a todos trabajando más duro que antes.


Sist: Recuerda entonces, cualquier cosa que obtengan dirás que la obtuvieron a través de su esfuerzo personal, jamás deberán cuestionar nuestro poder o autoridad absoluta. Nosotros robaremos como se nos antoje, pero ellos no podrán tocarnos un solo centavo. Los educarás por 15 años para que aprendan a obtener calificaciones, mas no para que aprendan a pensar, eso lo sancionarás, cualquiera que cuestione nuestro poder absoluto deberá ser castigado personal y socialmente. Cualquiera que por naturaleza no tenga nada, dirás que es porque no se esforzó lo suficiente, recuerda nuestro secreto y no te saltes ningún paso. Recuerda elegir personalmente a aquellos que harán tus leyes, recuerda quiénes están al mando.


Soc: No te preocupes, mi plan es perfecto.



¿Exagerado? Para nada. La moral de los valores invertidos es la que impera en nuestra sociedad, que no nos extrañe. Como ejercicio final, cada vez que escuchemos hablar a un político, escuchemos lo contrario, será mucho más acorde a lo que realmente está pensando.
Los niños cuando aprenden a hablar y entienden el significado de lo que dicen, inventan curiosamente el mismo juego: juguemos a que cuando yo digo que sí es no, y cuando digo no es sí. No nos habíamos dado cuenta, pero los controladores y lacayos políticos en el mundo vienen jugando ese mismo juego desde que tenemos memoria.

A continación video


No hay comentarios:

Publicar un comentario

SOL AHIMSA

CLAUDIA GONZALEZ DE VICENSO

CLAUDIA GONZALEZ DE VICENSO
ENLACE