X-Steel - Wait

miércoles, 14 de agosto de 2013

ASESINOS CONTROLADOS

 CREAN ASESINOS CONTROLADOS MENTALMENTE


ARQUITECTOS DEL CONTROL



Después de la segunda guerra mundial, se comenzó a investigar fuertemente sobre técnicas de control mental, programas como el reconocido MK Ultra de EEUU, en el que tomaban a personas comunes y corrientes y las convertían en asesinos controlados mentalmente. Una especie de robots asesinos que olvidaban todo lo que habían hecho después de ser programados.
 


¿Se acuerdan de la película “La naranja mecánica”? Ahí el personaje principal era sometido al programa Ludovico de control mental, una sátira bastante real sobre el programa MK Ultra. Después de eso el personaje quedaba totalmente paralizado cuando veía un acto de violencia.
 

Otra de las maneras de crear asesinos fue a través del famoso libro “Catcher in the rye” de Sallinger, o “El cazador oculto”. Este método es diferente al del proyecto MK Ultra, y funciona con los mensajes subliminales presentes en el mismo libro, que a todo esto es lectura obligada en muchísimos colegios e institutos en EEUU. Este libro habla sobre un adolescente rebelde que debe luchar contra el mundo que lo rodea, entre otras cosas que no vienen al caso.
Lo interesante es que la sola lectura de este libro no provoca nada, a no ser que se cumpla con ciertas características emocionales que lo convierten a uno en presa fácil de los mensajes subliminales presentes en él, al punto de convertirlo a uno en un verdadero asesino que da por hecho de que uno es el personaje del libro, el cazador oculto, Holden Caulfield.
De hecho muchos asesinos famosos en los últimos 50 años han sido fanáticos del libro, o mejor dicho, han caído bajo los efectos subliminales del libro y se han personificado como Holden Caulfield, matando a aquellos que para este personaje no merecían vivir: hipócritas, falsos, mentirosos a pesar de que él mismo era mentiroso, personas como Lennon, Kennedy o el intento de asesinato de Reagan, todos asesinados por personas que cayeron bajo el influjo del libro.
 


Bien, pero y qué me dirían si les digo que hay una manera mucho más efectiva de reclutar personas, mucho más rápida que estar secuestrando y lavando cerebros de a uno, tan efectiva que les asegure que el cerebro quedará, primero, diligentemente lavado, segundo totalmente predispuesto a la violencia, a reclutarse voluntariamente en el ejército, y tercero, y que es lo mejor de todo, de manera totalmente voluntaria?
Volvamos entonces al tratamiento Ludovico de la Naranja Mecánica. Este violento tratamiento es al que nos sometemos diariamente a través de la televisión. De hecho, la gran mayoría de las cosas que vemos en TV son de carácter violento, problemático o conflictivo. Delitos, crímenes, leyes más y menos, competencias, etc.
 


La cantidad de violencia que vemos a través de la televisión es más que suficiente como para predisponernos a la violencia desde pequeños, porque seamos honestos, la televisión actual no está hecha para nosotros los adultos, sino para los niños. Los niños son y han sido desde hace mucho tiempo el objetivo central de la televisión. Todos sabemos que la idea de la televisión, a través de la publicidad sobre todo, es esclavizar desde muy pequeñas a las personas para que cuando crezcan se conviertan en unos consumidores obedientes.
 
 

Pero esta violencia y ataque hacia las personas, y hacia los niños, no son la única manera de violentar psicológicamente a alguien. Hay otra manera, y se hace evidente cada vez que encendemos la televisión, y son las películas, el cine.
 

Las películas desde los años ’70 cuentan con un nivel inusitado de violencia, crueldad, sangre y balas que no nos habríamos imaginado de otra manera.
La trampa mediática en este caso son los organismos de censura, como el MPAA en EEUU o el CNTV. Aunque parezca extraordinario, hace mucho tiempo desde EEUU se ha impuesto un método de censura cinematográfica muy conveniente para las fuerzas armadas del mundo, y consiste en censurar sistemáticamente toda muestra de afecto, cosa que es lo más normal del mundo, en la forma de relaciones sexuales y cuerpos desnudos.
Por el contrario, se promueven las acciones violentas, crueles, chocantes y sobretodo las acciones de guerra como si fueran lo más normal del mundo. Es la moralidad invertida la que predomina en la actualidad.
 

Desde EEUU se ha impuesto una censura aberrante a todo aquello que se parezca a nuestra reproducción como especie y a nuestra salud espiritual, como las relaciones sexuales y de pareja, siendo que debiera ser lo más promovido del mundo, y se promueve todo aquello que nos lleve a nuestra destrucción como especie, como la excesiva violencia que vemos a diario.
De hecho, si ustedes hacen una película, y en esa película quieren mostrar una relación sexual de un matrimonio, o si incluso muestran los pechos de la mujer, se arriesgan a una censura “para mayores de edad”, con la consiguiente pérdida de espectadores y el daño que significa a la recaudación de dinero.
Por otro lado, si quieren hacer una película donde un batallón del ejército asesine a mansalva a una población de civiles, con tanques y armas de guerra, lo más seguro es que reciban una censura “para adolescentes” y cualquier niño pueda verla de día por televisión. 
 

Este criterio se extiende a todos los ámbitos de la vida, a internet por ejemplo. Si posteamos en nuestro facebook una foto de un par de pechos femeninos, o de una relación sexual, arriesgamos el cierre de nuestra cuenta, pero si subimos una foto de un desmembramiento de nuestra película de terror favorita, no tendremos ningún problema (intenten buscar imágenes de pornografía o sexo por Google, y luego sobre asesinatos).
Misma cosa con youtube, blogs, y todo lo referente a contenidos que podemos buscar por internet. La Elit de este planeta quiere desensibilizar a las personas con la violencia, quiere que el dolor ajeno sea en verdad ajeno a nosotros.

 
 

Recordemos también que en esa sociedad gringa enferma está protegido en su constitución misma, en su segunda enmienda, el derecho, escuchó bien, el derecho de portar y almacenar armas. Eso nos parece extraño pero hay que remarcarlo, en EEUU los ciudadanos tienen el derecho de ir a una tienda, comprar un arma, municiones, un chaleco antibalas a lo mejor, pueden inscribirse en asociaciones de amantes de las armas, e irse para su casa como si nada.
 

Su segunda enmienda dice así: Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas. Si leyeron bien, tener una milicia ordenada no tiene absolutamente nada que ver con que los civiles puedan portar armas de fuego, de hecho, en muchos países hay milicias muy ordenadas, y el pueblo no tiene por qué portar armas de fuego.
Para esa sociedad de ultra violencia, es normal quizás salir a la calle, al igual que en los países del medio oriente, con un fusil en la mano como si fuera una pistola de agua. Allá salen los delincuentes a la calle con armas de fuego como si fuera un cuchillo, y esa violencia la transmiten precisamente a través de sus películas cargadas de violencia, con personajes que matan personas como si fueran animales.
 

Pero hay algo mejor aún. Si este método de lavado de cerebro de la población no fuera suficiente, tenemos aún otro más perfecto: los juegos de video.
La tecnología actual nos permite, a nosotros y a cualquier niño que tenga manos que puedan tomar un control o un mouse, ponernos en la piel de un asesino, de un mercenario, lo que ustedes quieran, ustedes nombren. Después de este lavado cerebral logramos dos cosas, primero, que el niño en cuestión quede totalmente insensibilizado ante la violencia, completamente indolente ante el dolor ajeno.

 
 

Y segundo, que cuando llegue a la edad adulta se inscriba sin mucho pataleo de por medio a cualquier rama de las fuerzas armadas.
Con el proyecto MK Ultra los gringos secuestraban personas comunes y las transformaban en asesinos programados, pero eso fue hace 60 años. Ellos jamás imaginaron que en 60 años más el gobierno iba a tener proyectos MK Ultra personalizados, masivos, en los hogares de cada niño y joven del mundo, y que además lo iban a comprar, alimentado de paso a megacorporaciones gringas, y que encima de todo lo iban a hacer de manera voluntaria!!
 

¿Secuestrar personas de a una y lavarles el cerebro? , para qué!! Ahora podemos darles entrenamiento militar gratuito y masivo a todos los niños del mundo, podemos tener en un lapso de 5 años soldados indolentes, adictos a la violencia y amantes de las armas, conocedores de los tipos de armas y de los tipos de munición como si fueran el soldado mejor entrenado del ejército Iraquí o norteamericano.
 

Sin duda que en el tema de las fuerzas armadas hemos avanzado mucho, ahora es común tener soldados voluntarios felices con sus ejércitos, conocedores de la violencia de guerra desde temprana edad, y dispuestos a morir por una causa que a todas luces, no les pertenece.
Una vez más, los Arquitectos del control y su Nuevo Orden Mundial se las han arreglado para esparcir su doctrina de violencia por el mundo, a la vez que  condicionan a millones de niños y adultos para ser partícipes de esa violencia. A través de la participación directa, como son los millones de jóvenes que se alistan en las fuerzas armadas; de manera indirecta, cuando vemos a un niño gozar con una película de acción pro guerra o cuando lo vemos disfrutar de una guerra virtual en un juego de video: y por omisión, cuando por haber sido tan insensibilizados a la violencia gracias al sistema de calificación cinematográfico,encontramos la guerra como un aspecto más de nuestras vidas, dándonos lo mismo no tan sólo las víctimas, sino también los motivos por los que se declaran y luchan tales guerras.


A continuación video






No hay comentarios:

Publicar un comentario

SOL AHIMSA

CLAUDIA GONZALEZ DE VICENSO

CLAUDIA GONZALEZ DE VICENSO
ENLACE